Facebooktwitterpinterest

Hola! Hace más o menos un año que publiqué mi primer tutorial de la camista de lactancia. Y este año para celebrar el aniversario vamos a ver otra prenda baby-friendly, se trata de una sudadera de porteo. L@s que no tenéis bebés o ya son mayores, no pasa nada, se trata de una sudadera con cremallera normal con un panel añadido, así que os podéis animaros igualmente y haceros una sudadera con cremallera (sin el panel de porteo).

Vamos a necesitar:
  • Tela sudadera, yo he usado sudadera french terry y para una talla M necesité 150cm
  • Otra tela de contraste, yo he usado pana de terciopelo. Esta tela la usaremos para el panel de porteo o en el caso de que hagáis solo la sudadera con cremallera os puede servir como tela de contraste para el interior de la capucha, los bolsillos y/o puños de mangas. La cantidad necesaria depende de la longitud de la que la queráis hacer. Yo para la cremallera de 60cm necesité 70cm de tela.
  • Dos cremalleras de longitud igual y que encajen una con otra – una irá a la sudadera y otra al panel de porteo
  • Ojales para pasar la goma y el cordón de la capucha, otra opción es coser como un ojal para botones con la máquina de coser

En caso de hacer el panel de porteo además necesitaremos:

  • Goma redonda – 1 metro será suficiente
  • Dos cierres de cordón
  • Botones snaps

En principio se trata de una sudadera normal, para la cual vamos a coser unos complementos – el panel de porteo y una braga para el cuello, ya que en las sudaderas de porteo se queda el cuello bastante descubierto. Así que empezamos primero con el tutorial para la sudadera con cremallera normal y luego al final vemos como nos hacemos los complementos de porteo.

Para hacer la sudadera he seguido este tutorial en inglés donde podéis descargar también el patrón gratuito en la página 2 del tutorial. El patrón contiene todas las piezas excepto los puños de las mangas y el bajo de la sudadera, porque estos dependen un poco del gusto y de la longitud de la sudadera deseada y es muy sencillo cortar porque se trata simplemente de unos rectángulos. Ya lo vamos a ver paso a paso. Por cierto, una cosa importante, el patrón se supone que no incluye el margen de costura así que al cortar hay que añadir siempre un poco más.

Al preparar al patrón vamos a cortar la tela. Vamos a tener una pieza de espalda, dos delanteras (cortar las piezas encaradas), dos mangas (cortar las piezas encaradas), dos piezas de capucha (cortar las piezas encaradas) y dos piezas de bolsillos (cortar las piezas encaradas). Las piezas de capucha y bolsillos las cortamos también de otra tela de contraste – en caso de sudadera de porteo queda bien usar la tela que usaremos para el panel de porteo. En el patrón la pieza delantera incluye también las vistas que recortamos más tarde cuando sepamos la longitud necesaria incluyendo la pieza de bajo también.

Empezamos a coser las mangas. Primero cosemos el corte superior de cada manga – juntamos el lado derecho con derecho y cosemos el corte para cerrarlo.

 

Luego vamos a juntar las mangas a las piezas delanteras y a la de la espalda, siempre juntando el lado derecho con el derecho y cosiendo por el lado izquierdo. La parte de la manga para juntar con la espalda es la que es más larga y acaba más alta.

 

En el siguiente paso vamos a coser toda la manga y los laterales de la sudadera del tirón, como con cualquier camiseta o sudadera. Esto ya empieza a tomar forma.

Para acabar las mangas vamos a necesitar cortar los puños. Es muy sencillo. La longitud del rectángulo dependerá de la longitud de todo el contorno de la manga que tenemos menos unos cuantos centímetros – según la elasticidad de la tela que usamos. Si es menos elástica quitamos menos, si es más podemos quitar más. Lo ancho depende de nuestro gusto pero tener en cuenta que necesitamos cortar el doble de lo que queremos tener al final ya que la pieza se dobla por la mitad.

   

Ahora vamos a preparar la capucha. Primero juntamos el lado derecho con el derecho de las dos piezas de la capucha y cosemos la parte de arriba hacía abajo. Hacemos lo mismo con la tela de contraste.

Ahora juntamos las dos capuchas – de la tela normal y de la tela de contraste – el derecho con el derecho y cosemos el contorno que iría alrededor de la cara.

En el siguiente paso vamos a colocar los ojales en el lado de la tela «normal» según donde indica el patrón. Una vez puestos los ojales, pasamos un pespunte por todo el contorno y así formamos un túnel por donde irá el cordón de la capucha.

 

Hasta ahora fue todo muy sencillo. Ahora viene lo divertido – coser la cremallera. Pero antes necesitamos unir la pieza de abajo. Se trata de un rectángulo donde lo largo depende del ancho de vuestra sudadera – básicamente medimos el ancho de toda la cintura abajo y quitamos unos 5 a 10 centímetros (depende también de la elasticidad de nuestra tela – si es menos elástica quitamos menos) para que haga un efecto de puño. Lo ancho del rectángulo dependerá de la longitud de la cremallera que vamos a poner y la longitud de la pieza delantera que ya tenemos. Hay que tener en cuenta el margen de costura y que este rectángulo luego lo doblamos en la mitad. Entonces, como ejemplo – si mi pieza delantera mide 55cm y voy a poner una cremallera de 60cm, necesito añadir 5cm de puño. Teniendo en cuenta el margen de costura de 1cm cortaríamos 12cm (5cm+1cm multiplicado por 2) de ancho. Una vez cortado el rectángulo para el bajo lo doblamos por la mitad, marcamos la mitad de su largo y este lo colocamos en la mitad de la espalda. Y el resto lo cosemos extendido de manera equilibrada hacía los dos bordes delanteros. Cosemos por el lado izquierdo de la sudadera, claro.

  

Una vez acabado el bajo podemos ponernos con la cremallera. En el tutorial en inglés hacen los tres pasos siguientes para acabar la sudadera toda del tirón. Sin embargo, yo preferí hacerlos uno por uno ya que era la primera vez que cosía una cremallera y no me fiaba de hacerlo todo de un paso. Así que vamos al paso uno – abrimos la cremallera y la colocamos en la sudadera. La colocamos al lado derecho pero mirando hacia fuera y la cosemos así usando el prensatelas para coser las cremalleras. Mirad bien las fotos para fijaros como va colocada la cremallera.

  

Una vez cosida la cremallera unimos la capucha (el paso dos del final del tutorial en inglés). Colocamos el medio de la capucha en la mitad de la pieza trasera y los bordes van hasta donde está la cremallera pero no por encima de ella. Estamos poniendo el lado derecho con el derecho y cosiendo por el lado izquierdo o la tela del contraste en caso de la capucha.

Ahora la parte final es colocar y coser el vistas. Es la pieza que conseguimos del patrón de la pieza delantera, pero la tenemos que cortar más larga, dependiendo de la pieza de bajo que hemos colocado. Debería cubrirnos toda la parte delantera y sobresalir abajo unos 2cm aproximadamente.

 

Colocamos esta pieza por encima de la cremallera y la capucha, el lado derecho con el derecho, y cosemos cerca del borde a lo largo de toda la pieza.

 

Cortamos el pequeño triángulo para que no nos moleste al girar la tela.

 

Para acabar la parte de vistas que sale abajo la doblamos hacía dentro y pasamos un pequeño pespunte para ubicarla en su sitio.Y ya está, la versión de la sudadera sin bolsillos ya estaría hecha.

 

Para hacer los bolsillos: Juntamos la tela de contraste junto con la tela de la sudadera y cosemos todo alrededor por los lados izquierdos excepto el lado más corto del bolsillo. Por este lado damos la vuelta al bolsillo al lado derecho.

Vemos donde queremos ubicar los bolsillos en la sudadera y cosemos primero el lado más corto, el que no está cerrado. Con el bolsillo del revés (tela de contraste mirando hacia la sudadera) para que quede una costura oculta.

Una vez hecho este pespunte, volvemos a colocar bien el bolsillo y ya podemos coser todo alrededor, excepto la apertura del bolsillo, claro.

Y con esto ya estaría la sudadera hecha.

 

Y ahora nos vamos a poner con el panel de porteo. En realidad es algo bastante sencillo, se trata de una pieza con cremallera igual que la cremallera de la sudadera para poder unirla a ella y con dos cordones o gomas arriba y abajo para poder ajustar el ancho del panel al tamaño de bebé. También aproveché para hacer una pequeña capucha en caso de más frío y querer cubrir la cabeza del bebé (o puede ser útil también en caso del sol molesto).

Para hacer el panel me preparé el patrón en un papel. La forma y las medidas las podéis ver en la foto – el ancho arriba es de 20cm, el largo de 67,5cm (para la cremallera de 60cm). A partir de unos 35cm del largo de la pieza hago una curva para llegar al ancho de 8cm abajo. De abajo hacia arriba medimos 4cm. Doblamos y recortamos para que haga una curva (ver foto abajo). Se trata de hacer un espejo. El patrón lo colocamos sobre nuestra tela y la cortamos al lomo, para conseguir una pieza de tela como se ve en la sefunda foto abajo.

 

Primero hacemos un ojal en el medio del ancho y abajo, por encima de la línea que mide esos 8cm. Luego doblamos unos 4cm de la tela abajo hacía dentro y hacemos un pespunte. Así formamos un túnel por el cual luego pasaremos la goma redonda.

  

Algo parecido tendremos que hacer en la parte de arriba. Primero medimos con un metro hasta qué altura nos llegará la cremallera y en ese punto doblamos la tela que sobra arriba hacía dentro. Antes de pasar el pespunte, tenemos que hacer el ojal en esta parte de arriba también. El ojal va a estar ubicado de nuevo en medio del ancho y justo por encima del pespunte que luego haremos al doblar la tela.

 

Una vez hecho el ojal, hacemos dos pespuntes, uno abajo del ojal y otro por encima y así de nuevo formamos un túnel para pasar la goma.

Ahora ya podemos pasar la goma redonda por dos túneles – el de arriba y el de abajo. La goma siempre saldrá por el ojal hacía fuera y es donde le colocamos el cierre del cordón para que no se nos escape para dentro. Con este cierre podremos modificar la anchura del panel según el tamaño del bebé porteado en cada momento. La goma se tendrá que fijar al panel en los laterales y eso lo haremos a la hora de colocar la cremallera.

Mucho cuidado a la hora de colocar la cremallera, ya que estas piezas las tendremos que colocar al revés – es decir el lado derecho irá a la izquierda y el lado izquierdo a la derecha. Esto es así porque queremos poder juntar el panel con la cremallera de la sudadera. Antes de coserla mirad bien si os encajan los cierres con la sudadera.

Cosemos la cremallera, igual que en el caso de la sudadera colocandola al principio con los dientes hacía otro lado (como si quisiéramos juntar el lado derecho con el derecho en caso de las telas). Al pasar por los sitios donde está la goma hacemos varios peespuntes hacía atrás para fijarla bien en su sitio. Una vez cosida la cremallera le podemos pasar un peespunte por el lado derecho también. Y en principio ya estaría, nos falta la capucha.

Para hacer la capucha hice otra vez un patrón sencillo como podéis ver en la foto siguiente. Cortamos dos y dos piezas encaradas tanto de la tela de sudadera como la tela contraste. Primero juntamos cosiendo los lados curvados de las telas encaradas.

Luego juntamos las dos capuchas, el derecho con el derecho, y cosemos todo alrededor dejando un pequeño agujero por el cual luego podremos darle la vuelta a la pieza y este agujero lo cerramos con la costura invisible.

Ubicamos la capucha al panel del porteo con ayuda de botones snaps.

Y ya está, la sudadera de porteo está acabada, ¡a disfrutar y portear!

Como un pequeño bonus si os ha sobrado tela y ganas de coser (ya, esas no se acaban nunca jijiji) podemos hacer una braga para el cuello, ya que a la hora de portear con la sudadera de porteo la parte del cuello siempre se queda bastante descubierta. Os podéis hacer una braga sencilla según multitud de tutoriales existentes o podéis hacerla como yo – una braga que en la parte frontal es más ancha que en la parte trasera. Así me hice mi propio patrón como podéis ver en la foto.

Cortamos las telas (yo me corté una de sudadera y otra de la tela de contraste) y las unimos cosiendo por los lados largos, cosiendo por el lado izquierdo.

 

Damos la vuelta a la pieza y unimos los lados cortos – todo lo que podamos coser por el lado izquierdo y juntando el derecho con el derecho a la máquina lo cosemos a máquina.

Llegaremos a un punto donde ya es complicado seguir con la máquina, así que el pequeño cierre lo coseremos a mano con una costura invisible.

Y ya está. Nuestra sudadera de porteo con todos los complementos está acabada 🙂

 

1
¡Hola! ¡Nos encantaría ayudarte! Déjanos un mensaje y te responderemos tan pronto nos sea posible ✨
Powered by